Temas
 Su denuncia
 Introducción
 Secuestro Express
 Formas de Secuestro
 Delincuentes
 Prevención
 Más Prevención
 G.P.S (satélite)
 Estadísticas
 Legislación Antisecuestro
 Negociación
 Sindrome de Estocolmo
 Secuestros en < de EDAD
 G. Especiales
 S.W.A.T
 G.E.O.F
 Grupo Halcón
 Grupo GEO - (España)
 Grupo G.E.R.I (México)
 Grupo FUDRA (Colombia)
 Fotos
 Noticias
 Noticias Diarias
 Ultimo momento
 Webmaster
 Banners
 ICQ
 Webmaster

Ya hubo 121 casos de secuestros express en el año 2002

RELOJES PULSERA Y CHIPS QUE SE IMPLANTAN BAJO LA PIEL

Por los secuestros, cada vez más estadounidenses equipan a sus hijos con posicionadores satelitales  

Preocupados por la reciente ola de desapariciones y secuestros de chicos registrada en varios estados norteamericanos, los padres estadounidenses están comprando masivamente dispositivos y contratando servicios de localización personal para sus hijos. Los equipos, que cotizan a unos 400 dólares más el costo del abono mensual, permiten ubicar a su portador en cualquier parte del mundo con un margen de error de 20 metros.



Con forma de reloj de pulsera, cajita tipo “beeper” o gragea electrónica implantable, los dispositivos de rastreo personal que funcionan en base a la tecnología de localización satelital, más conocida como GPS, se están convirtiendo en un “boom”, producto de la nueva necesidad que, desde hace un tiempo, experimentan a diario millones de padres norteamericanos. El aparatito permite ubicar a su portador en cualquier momento y, debido a la ola de desapariciones y secuestros que asola a los Estados Unidos, son pocos los padres y madres que rechazarían la posibilidad de saber a ciencia cierta dónde están sus hijos.

Digital Angel es una de las primeras empresas que se lanzaron a conquistar el nuevo mercado. Su dispositivo, que ofrece localización instantánea con una precisión de 20 metros, no es otra cosa que un reloj pulsera que funciona asociado a una caja que los chicos deben llevar en la cintura. A un costo inicial de 399 dólares más un abono mensual de otros 30, el aparato no sólo es capaz de indicar la posición de su portador sino, también, de prevenir a la central de alerta si se aventura fuera de una zona predefinida o si, por ejemplo, cae al suelo y no se levanta en menos de un minuto.

“Hemos vendido unos 200 aparatos desde principios de año”, se felicita Amro Albanna, presidente de la división productos de Digital Angel. La firma, que acaba de anunciar la comercialización de un aparato miniaturizado del tamaño de una pequeña caja de fósforos, no da abasto con los pedidos: “Desde la reciente ola de secuestros, hemos recibido muchas llamadas”, dice Albanna.

Lo que pasa es que, desde mediados de julio, en los EE.UU. no transcurre un solo día durante el que la prensa no informe acerca de secuestros, desapariciones y/o asesinatos de niños.

Hace cuatro años, tras haber perdido a sus dos sobrinos durante una visita al zoológico, Timothy Neher se lanzó al negocio de los localizadores. Hoy es el presidente de la firma Wherify Wireless , que en septiembre lanzará al mercado un nuevo GPS de muñeca. Su mini receptor/emisor “Cosmic” viene en varios colores, pesa 110 gramos y cuesta us$ 400, a los que hay que sumarle el abono mensual, que oscila entre los 25 y los 50 dólares. El aparatito, que es irrompible y se activa automáticamente si es quitado de la muñeca, tiene un “botón de pánico” para ser oprimido en casos de urgencia.

“Ya nos lo solicitaron miles de personas. Y es lógico: en semanas, podremos permitir a los padres localizar a sus hijos en minutos, por teléfono o a través de nuestro sitio de Internet,” dijo Neher. Apenas escuchó hablar de la existencia de estos dispositivos, Alison Markinson, que vive en Los Angeles, EE.UU., encargó uno para Jade, su hija de tres años. “Me siento más segura porque sé que puedo verificar permanentemente dónde está. Además, si algo llegara a suceder, no estaríamos tan indefensos”, dijo. A la señora, el equipo y el abono no le parecen caros: “Mi hija es lo más valioso que tengo”, aseguró.

Pero los localizadores personales no son perfectos y nadie puede negar que todavía tienen algunos límites. La emisión y recepción de señal se corta si su portador ingresa en edificios de hormigón y la autonomía de las baterías aún es escasa. Pero todos los problemas tienen solución. De hecho, la compañía Applied Digital Solutions ya solucionó la cuestión de las baterías: sus ejecutivos acaban de anunciar para fin de año la puesta a punto de un chip sin baterías que se coloca bajo la piel y que, en caso de urgencias y gracias a la misma tecnología GPS en base a la que funcionan los localizadores de pulsera, garantiza la ubicación instantánea de quien lo lleva implantado.

© Copyright 1996-2002 Clarín.com. All rights reserved Directora: Ernestina Herrera de Noble

 Temas Relacionados
A diferencia del secuestro planificado, al secuestro Express carece de labor de inteligencia, logística, etc. Es un delito que se ejecuta sin estrategias previas.
>>>

 





Prohibida cualquier tipo de reproducción o copia de la información sin previo aviso.© Copyright 2000-2001-2002-2003 | By ManosDigitales